lunes, noviembre 14, 2005

Day of Defeat: nacimiento de un Nerd

Os contaré mi inicio como Nerd. Todo empezó hace muchos años... cuando tenía un sistema que no soy capaz ni de recordar ni de reconocer. El caso es que era un extraño SO que trabajaba con ventanas raras (quizá un Mac) y tenía dos juegos: uno de cazas (F-15) y otro de submarinos. El de submarinos no tenía ni puta idea de cómo iba, pero el del F-15 era la ostia. Era algo en 3D, aunque cada polígono ocupaba media pantalla. Olvidáos de texturas y esas cosas: no existían.

Más tarde, adquirí un flamante Intel 486 DX2 a 44 Mhz con 200 MB de disco duro y 8 MB de Ram. Tenía un interruptor de Turbo y todo... EL caso es que con esa maravilla descubrí Doom y Warcraft. Eran juegos increíbles, sobre todo Doom y Doom II, que tenían niveles sin luz en los que manchabas los calzones si jugabas a oscuras. Warcraft I era dios. La estrategia hecha realidad. Olvidáos de las tarjetas gráficas: ni ATI ni Nvidia habían nacido.

Después me compré un Pentium MMX a 166 Mhz, con 64 MB de Ram y 8 GB de HD. Eso eran palabras mayores. Poseía una gráfica de 4 MB y ya se podía jugar bien a Quake. Warcraft II y Starcraft estaban entre mis elegidos.

Pero la verdadera revolución llegó con el sobremesa... un P4 a 2,5 Ghz y 512 Ram, Nvidia GForce 4 MX440 de 64 MB...
Quake III, NFSU ya no eran desconocidos para mí. Un día, en casa de un colega, jugué a Day of Defeat, aquel mod del Half Life que en principio era gratis. Ése fue mi segundo orgasmo mental (el primero os lo contaré otro día). Jamás imaginé un juego de la 2ª GM tan realista y adictivo como ese. Como no tenía ganas de comprarme el HL, me bajé una versión trucha desde Steam, vía PPatcher. Incontables horas de juego masacraron sin piedad el P4, hasta que estalló.
La primera partida en red de DoD la jugué en el mapa de Avalanche. Recuerdo que en apenas 4 minutos y medio me habían volado los sesos unas 17 veces. Jugué y jugué... hasta convertirme en un asesino de DoD. Mis hazañas con mi rifle de francotirador fueron (y son) sonadas xD. A partir de ahí estudié los mapas, los pequeños escondrijos, las situaciones de las banderas, las ventanas en las que se apostaban camperos, los ruidos de las armas, el miedo que hay que tener a la MG42, cómo se ceban las granadas antes de lanzarlas, a disparar hacia abajo con la clase de Stosstruppe, a ponerse de cuclillas cuando se usa la mira del rifle de tirador...
Mil y un conocimientos que me llevaron a ser (modestia a parte) un buen jugador de Day of Defeat. Ya tengo todos los mods con el motor Source, pero aún así, prefiero el DoD viejo, el auténtico...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

online

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.